Quesillo untable probiótico, fermentado con kefir

¿¿¡¡Qué hacer con los miles de nódulos de kefir que van creciendo como Gremlins??!! Además de ir regalando y donando a gente que quiera incorporar próbioticos a su alimentación podemos usar algunos para ésta receta de quesillo untable probiótico.

De una botella de yogur natural biodinamico vamos a obtener 2 alimentos super nutritivos y completos. Por un lado el suero (también conocido como WHEY, con el cual se hacen suplementos como el whey protein) en su estado más puro e inalterado y por otro lado la nata que al fermentarla se convierte en una especie de quesillo untable muy nutritivo y fácil de digerir. Ambos alimentos son aptos para niños y adultos. Se utiliza como suplemento por los deportistas ya que ayuda a construir masa muscular y aliviar los músculos adoloridos después de un largo entrenamiento. Este alimento puede ser consumido a cualquier edad, incluso se recomienda su consumo en pequeños por su gran semejanza a la leche materna. El suero de leche contiene proteínas saludables y en un 93% es agua. También aporta potasio, sodio, magnesio, fósforo, hierro, zinc, cobre, cobalto, manganeso, molibdeno, un gran número de vitaminas, enzimas y aminoácidos. Además, contiene inmunoglobulinas y lisosomas que ayudan a fortalecer el sistema inmune y ayudan a mejorar ciertas enfermedades crónicas. Al ser rico en el aminoácido denominado triptófano, es una bebida que ayuda a regular el sueño y mejorar el estado de ánimo. 

El ácido láctico que contiene el suero de leche ayuda a reducir el número excesivo de hongos y microorganismos perjudiciales adheridos al tracto intestinal. También evita la producción excesiva de gases, acelera el tránsito lento, mejora los cólicos y la diverticulitis.

El suero de leche está indicado para mejorar las siguientes condiciones:

  • cándida.
  • sistema inmunológico debilitado.
  • ayuda a depurar el organismo de toxinas.
  • fatiga crónica.
  • malestares estomacales.
  • diarreas.
  • hipertensión arterial.

Es el remedio más saludable para afecciones hepáticas. El suero de leche es ideal para eso ya que contiene beta- lactoglobulina, una proteína que en conjunto a los aminoácidos ramificados ayudan a sanar casi cualquier enfermedad de hígado. Está también indicado para pacientes que padecen de cirrosis.

Por otro lado, contiene lactoferrina, una proteína con la capacidad de disminuir la inflamación. Muy recomendado para personas con hígado sensible que se inflama con facilidad. Aporta cisteína que se necesita para fabricar glutatión; un antioxidante que protege al cuerpo de infecciones y del daño de las toxinas. Los pacientes que padecen hepatitis C, presentan niveles muy bajos de cisteína y su condición suele empeorar con el tiempo.

El glutatión también mejora los problemas de tiroides, es anticancerígeno, previene la esclerosis múltiple y el Parkinson. 

Es muy importante la materia prima en esta receta por eso recomiendo usar un yogur de muy buena calidad como el de La Choza.

Para los que viven cerca hay promo nombrando a Mamá sabe bien!! Del miercoles 15 de febrero al miercoles 22 de febrero nombrando la página tienen 10% de descuento en todos los productos lácteos de La choza en La Tiendita de La Choza en Martinez.

 

Van a necesitar:

1 litro de yogur natural biodinámico entero

1 bolsa de lienzo (uso las de colado de leches vegetales como la de Brota por ej o alguna bolsita de lienzo que haya en casa bien lavada)

1 cucharada de nódulos de Kefir

sal rosada (1/2 cucharadita aprox.)

especias y hierbas opcionales como cúrcuma, pimienta, pimentón dulce o picante, paprika, comino, cilantro, perejil, ciboullete o la combinación de sabores que más les guste.

Primero para extraer el suero colocamos el yogur en la bolsa, teniendo cuidado de tener un bowl debajo para que recolecte el liquido. Por lo general cuelgo la bolsita de una de las manijitas de mi alacena a una buena altura  para  que la misma no toque el liquido y se puedan separar bien. Se puede dejar colando hasta 24hs, pero cuando veo que ya no caen más gotitas procedo con la siguiente parte de la receta. Es importante no presionar la bolsita, no es como las leches vegetales.

Una vez que ya tenemos el suero, lo guardo en un frasco de vidrio bien limpio en la heladera para luego agregarlo a licuados, heladitos caseros, al puré, al guacamole o cualquier alimento al que pueda sumarlo, es muy agradable su aroma y sabor por lo que es un muy buen suplemento para agregar a las comidas de los niños que son más selectivos (acá por casa tenemos una! y pasó la prueba). Las agrego al final de la cocción una vez que apagué el fuego para no alterar sus propiedades.

Pasamos a la segunda parte que es la preparación del quesillo untable. Para eso colocamos la nata que obtuvimos de un litro de yogur en un bowl o vaso de minipimer o licuadora y agregamos 5 cucharadas de suero y 1 cucharadas de nódulos de kefir (si! los nodulitos NO el juguito, vamos a licuar a los bichitos como le dice mi hija)

Licuamos hasta que tenga una textura uniforme y suave y dejamos en un bowl preferentemente de cerámica o vidrio tapado con un lienzo a temperatura ambiente (no más de 20 grados) y en un rinconcito donde no le de la luz directa. Luego de 8 a 12 hs. le agregamos la sal para frenar un poco la fermentación y condimentamos con las especias o hierbas elegidas. Guardar en un recipiente hermético en la heladera (ideal un frasco de vidrio)

Este quesillo se puede usar para untar tostadas de pan de masa madre o unas tostadas de batata, con un poco de chucrut o con miel o mermelada para hacer una opción dulce. Tambien lo uso para hacer un aderezo para ensalda tipo coleslaw que en breve les compartiré o para el ligue de tartas saladas y dulces. En fin, delicioso, fácil y super nutritivo!! Hacelo!